DÍA 12. SANIDAD EMOCIONAL


Para alcanzar un estado de Sanidad Emocional en nuestros hogares es necesario entender que para que Dios se manifiesta en nuestra vida con grandes milagros debemos desafiarnos a tener una Fe superior.

Este es el primer paso para recibir total sanidad de emociones que posiblemente han gobernado por mucho tiempo y que se manifiestan a en el día a día de la familia.

Mírame y ten misericordia de mí, porque estoy solo y afligido. Las angustias de mi corazón se han aumentado. Sácame de mis congojas. Mira mi aflicción y mi trabajo, Y perdona todos mis pecados. Salmo 25.16-18

Muchas veces cuando un miembro de nuestra familia nos rechaza, nos atropella, o nos desprecia, se nos hace difícil perdonar, pero el perdón debe darse a pesar de las heridas que te hayan causado. Sin el perdón no hay esperanza para la reconciliación. Así que da el primer paso para traer restauración y sanidad.

El perdón es una libertad que te das a ti mismo, aunque no sientas el deseo de hacerlo, pero más allá del sentir, es una decisión. Cuando tú decides perdonar estás facilitando el camino para traer restauración y sanidad a tu familia y serás recompensado y bendecido por eso. No esperes más, busca perdonar a los demás y perdonarte a ti mismo.

De modo que se toleren unos a otros y se perdonen si alguno tiene queja contra otro. Así como el Señor los perdonó, perdonen también ustedes. Colosenses 3:13 NVI

© 2020 Liz Santos - Worshippers Revolution Todos los derechos reservados. Proudly created with iCréatif Studios