DÍA 15. ENCUENTRO CON EL ESPÍRITU SANTO


Señor, tú me examinas, tú me conoces. Sabes cuándo me siento y cuándo me levanto; aun a la distancia me lees el pensamiento. Mis trajines y descansos los conoces; todos mis caminos te son familiares. No me llega aún la palabra a la lengua cuando tú, Señor, ya la sabes toda. Tu protección me envuelve por completo; me cubres con la palma de tu mano. Conocimiento tan maravilloso rebasa mi comprensión; tan sublime es que no puedo entenderlo. Salmos 139:1-6 NVI

El encuentro diario con el Espíritu Santo nos posiciona en la presencia del Padre para ser envueltos en sus brazos y sumergidos en su amor.

La relación con el Espíritu Santo es de amor sin condiciones. No hay error y no hay victoria que logre que Su amor cambie. Sin embargo, desea transformarnos para que nuestra vida mejore y alcancemos la plenitud que solo se experimenta en Su presencia.

Es necesario que ese encuentro nos lleve a una transformación y Renovación continua especialmente en áreas de:

Mi Comunión con Dios Mis hábitos Carácter Las Relaciones de Familia Mi Propósito y Destino

Porque el Señor tu Dios está en medio de ti como guerrero victorioso. Se deleitará en ti con gozo, te renovará con su amor, se alegrará por ti con cantos. Sofonías 3:17 NVI

Oración:

Pídele que se acerque para que te ayude a conocer más de ti, a través de Sus ojos: “Padre, gracias por interesarte en mí, porque me buscas en intimidad y deseas ayudarme a ser mejor persona. Sé que tengo fortalezas y debilidades, sé que Tú eres el único que puede hacer maravillas en mi vida, así que me entrego en Tus manos”.

Que la gracia del Señor Jesucristo, el amor de Dios y la comunión del Espíritu Santo sean con todos ustedes. 2 Corintios 13:14 NVI

© 2020 Liz Santos - Worshippers Revolution Todos los derechos reservados. Proudly created with iCréatif Studios