DÍA 8. BAUTISMO DE AMOR


Necesitamos un bautismo sobrenatural del amor del Padre sobre nuestras vidas. Cuando recibimos el bautismo del amor: Viviremos en un estado de perdón, Dios volverá Su inocencia sobre nosotros y se convierte en nuestra completa realidad. Se manifiesta hasta el punto en que te vacías de sí mismo para ser lleno del amor de Dios y transformado en un portador de la potencia de la presencia de Dios.

Cuando tienes el bautismo del amor, el miedo no puede reinar más porque el amor echa fuera el temor.

En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; 1 Juan 4:18

Dios quiere que sepas que Él está contigo. ¡Él te va a dirigir y guiar para que puedas poner tu confianza y tu fe en Él! No olvides, Su amor es perfecto, incluso cuando nosotros no lo seamos. Aunque tengamos errores, los cuales no harán que Él nos ame menos. ¿No es bueno saber que Dios te ama, en medio del lugar en que te encuentras? ¿Ese pensamiento no te levanta un poco la fe, y reduce unos grados tu temor?

De vez en cuando sentiremos temor, y cuando esto suceda podremos enfocarnos nuevamente en Dios, sabiendo que Él nos va a guiar en cualquier situación que tengamos que enfrentar. No es nuestra perfección, sino el perfecto amor de Dios que echa fuera el temor cada vez.

Oración final:

Dios, solamente Tu amor puede echar fuera mis temores, por eso pongo mi fe en Ti. Sé que Tu presencia está conmigo y que me guiaras a través de cualquier situación temerosa que pueda enfrentar. Recibo Tu amor.

© 2020 Liz Santos - Worshippers Revolution Todos los derechos reservados. Proudly created with iCréatif Studios